Bugatti Tipo 13

En 1909 Ettore Bugatti, siendo aún empleado de Deutz, construyó su primer coche: un pequeño prototipo que recibió el nombre de Tipo 10. A final de ese año dejó Deutz y fundó en Molsheim su empresa construyendo en serie este modelo bajo el nombre de Tipo 13.

El primer Bugatti, pequeño y ligero pero muy cuidado, establecía las bases del chasis Bugatti, seguidas en todos los modelos posteriores, con la utilización de ballestas semi-cantilever para sostener el eje trasero.

Aunque el chasis fuera flexible, los muelles eran muy rígidos, la dirección precisa y el motor soportaba bien las pasadas de vueltas.

Las primeras versiones llevaban un árbol de levas en cabeza con dos válvulas por cilindro, aunque después de la guerra se realizó un motor mayor con cuatro válvulas por cilindro.

La primera serie tenía un motor de 1.327 cm3 que desarrollaba 20 CV.

El Tipo 13, rebautizado Brescia por haber ganado en esa ciudad el G.P. de Italia de 1921, tuvo un éxito inmediato y se construyeron hasta 200 ejemplares. Los siguientes Tipo 15 y 17 se construyeron con una batalla mayor (240 cm) para ampliar el habitáculo.

Los Bugatti Tipo 22 y 23, construidos entre 1913 y 1926 también derivados del Tipo 13, presentaron una batalla aún más larga (255 cm).

FICHA TÉCNICA

Motor: 4 cilindros en línea; 69 x 100 mm; 1.496 cm3; árbol de levas en cabeza; potencia máxima, 20 CV a 3.000 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 4 velocidades.
Suspensiones: anteriores, eje rígido y ballestas semielípticas; posteriores, puente rígido y ballestas semicantilever invertidas.
Frenos: de tambor detrás.
Dimensiones: batalla, 255 cm; vías, anterior y posterior, 115 cm.
Velocidad máxima: 120 km/h.

autos clásicos

El Tipo 13 fue el primer Bugatti, construido en más de 200 ejemplares en diversas versiones hasta 1914, al que siguieron otros modelos de batalla más larga pero de características mecánicas similares.