automóviles clásicos
La necesidad de sustituir al tipo 35, entonces al límite de sus posibilidades, indujo a Ettore Bugatti a construir un nuevo coche de carreras que, para la casa francesa, incluía una novedad importante: un doble árbol de levas en cabeza.

El 51 fue utilizado por los equipos privados durante tres temporadas pero, después de algún éxito inicial, fue superado por los Alfa Romeo.

A finales de los años veinte, se puso en evidencia que los Bugatti se habían quedado atrás tanto por cilindrada como por la potencia desarrollada. El piloto americano León Duray llevó a Europa dos Miller de ocho cilindros y los cambió por tres Bugatti Tipo 43.

De esta manera el industrial francés se encontró con un biárbol muy avanzado. Expuso el motor Miller a unas pruebas intensivas y después unió una copia exacta del bloque y de los cigüeñales al cárter del Tipo 35 B. obteniendo un incremento de potencia del 20 %.

Anunciado para 1930, el primer Tipo 51 apareció en los circuitos en 1931. La primera carrera la ganó Achule Varzi en el circuito de Túnez, después Chiron se adjudicó la carrera de Monaco y siguieron otras victorias en los Grandes Premios de Francia y Bélgica.

Pero después de estos éxitos, el coche sólo consiguió ganar en Mónaco en 1933 y en alguna otra competición menor.

Ficha técnica

Motor: 8 cilindros en línea; 60 x 1 00 mm; 2.262 cm3; doble árbol de levas en cabeza; potencia máxima, 180 CV a 5.500 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 4 velocidades.
Suspensiones no independientes; anteriores, eje oscilante y ballestas semielípticas; posteriores, eje rígido y ballestas invertidas de cuarto de elipse.
Frenos: de tambor.
Dimensiones: batalla, 240 cm; vías, anterior y posterior, 120 cm.
Velocidad máxima: 120 km/h.

automóviles Bugatti

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *