Citröen 15 Six G

automóviles Citröen

Berlina Citröen 15 Six G de 1939

El primer intento de instalar un motor grande en sus coches de tracción delantera lo realizó Citröen en 1934. Para ello utilizó su V8 de 3.8 litros, que era el resultado de unir dos bancadas del motor del 11 CV. No tuvo éxito y los pocos prototipos construidos acabaron montando motores Ford V8.

No obstante, Citröen no abandonó la idea inicial y, cinco años después, y gracias al éxito del cuatro cilindros, presentó en 1939 un seis cilindros de 15 CV.

Las pruebas del motor de seis cilindros empezaron en 1939. La cilindrada se había aumentado a 2.867 cm3, desarrollando una potencia de 77 CV por 56 del anterior; el coche utilizaba el chasis del cuatro cilindros.

Las carrocerías eran parecidas a las del cuatro cilindros y se ofrecían las versiones berlina con dos ventanillas laterales, y la de chasis largo con tres ventanillas laterales para cinco personas además de una versión familiar de ocho/nueve plazas. Se desarrolló también una versión cabriolet que no pasó de la fase de prototipo.

G de «gauche» (izquierda)

Una característica poco corriente del motor era la rotación del cigüeñal en sentido contrario a las agujas del reloj (hacia la izquierda visto de frente): de ahí le vino la denominación 15 Six G.

Su producción fue bastante modesta: 2.309 ejemplares; quedó interrumpida a principios de la segunda guerra mundial.

FICHA TÉCNICA

Motor: 6 cilindros en línea; 78 x 1 00 mm; 2.867 cm3; válvulas en cabeza; potencia máxima, 77 CV a 3.800 rpm.
Transmisión: tracción delantera, cambio manual de 3 velocidades.
Suspensiones: anteriores, independientes, barras de torsión longitudinales y trapecios deformables; posteriores, eje rígido y barras de torsión transversales.
Frenos: de tambor.
Dimensiones: batalla, 309 cm; vías, anterior y posterior, 149 cm.
Velocidad máximo: 130 km/h.

seguros para coches