Citröen GS birotor

En los años sesenta había un profundo hueco en la gama Citröen entre el popular 2 CV y los modelos ID y DS de elevada categoría. Faltaba un coche que pudiera competir con el Peugeot 204 y los Renault 10 y 12. Para colmar este vacío Citröen anunció el modelo GS en octubre de 1970.

El estilo del nuevo coche era típicamente italiano, pero debajo había una técnica típicamente francesa: la tracción delantera, las clásicas suspensiones hidroneumáticas Citröen y los frenos de disco en las cuatro ruedas.

El motor era nuevo, un cuatro cilindros bóxer de 1.120 cm3 (posteriormente se ofrecieron modelos más grandes y más pequeños) con un árbol de levas por cada bancada de cilindros.

Citröen había probado ya un motor rotativo en el prototipo M35, derivado del bicilíndrico AMI, y, por tanto, decidió en 1973 enfrentarlo al mercado presentando el GS birotor, construido sobre la base y la carrocería del GS más el motor Comotor 624 de dos rotores, 1.910 cm3 y 107 CV (11 CV fiscales).

Las ventajas del motor de pistón rotativo eran su perfecto equilibrio, sencillez, silencio, elasticidad y ligereza.

Pero debido a distintas circunstancias, crisis del petróleo y subsiguiente reducción de la velocidad, la comercialización del GS birotor se interrumpió después de entregar 847 coches.

FICHA TÉCNICA

Motor: birotor Wankel 1.990 cm3; potencia máxima, 107 CV a 6.500 rpm.
Transmisión: tracción delantera, cambio manual de 3 velocidades.
Suspensiones: independientes; hidroneumáticas, anteriores y posteriores.
Frenos: de disco.
Dimensiones: batalla, 255 cm; vías, anterior, 138 cm, y posterior, 133 cm.
Velocidad máxima: 175 km/h.

automoviles Citröen