Ferrari 126 C2

Imagenes de carros deportivos Ferrari
El segundo Ferrari Fórmula 1 turbocomprimido tuvo mucho más éxito que el aparatoso 126 CX: con este coche el equipo de la casa italiana ganó el campeonato de marcas de 1982.

Pero el 126 está también ligado a un trágico episodio, la muerte del piloto canadiense Gilles Villeneuve durante los entrenamiento del Gran Premio de Bélgica y el accidente en el Gran Premio de Alemania que llevó a Didier Pironi a abandonar las carreras.

La innovación técnica más importante era el chasis monocasco de nido de abeja estudiado por Harvey Postlethwaite. Las suspensiones derivaban de las del 126 CK y fueron retocadas durante la temporada de 1982 mejorando las traseras.

El motor seguía siendo el clásico V6 de 1981, redimensionado para eliminar los inconvenientes que atenazaban a los primeros motores turbo.

Pironi le arrebató el triunfo a Villeneuve en el Gran Premio de San Marino en 1982; esto rompió la armonía del equipo.

Después de la muerte del canadiense, Pironi ganó en Holanda y también en Alemania.

En 1983 se adjudicó la carrera de San Marino y Rene Arnoux ganó el GP de Canadá con la versión «B» del coche, antes que de este modelo fuera sustituido por el 126 C3.

Ficha técnica

Motor: 6 cilindros en V a 120°; 81 x 48,4 mm; 1.496 cm3; doble árbol de levas en cabeza; dos turbocompresores KKK; potencia máxima en 1982, 580 CV a 11.800 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 5 marchas.
Suspensiones: independientes; anteriores, brazos triangulares; superiores, trapecios deformables inferiores, muelles helicoidales y amortiguadores telescópicos anteriores y posteriores. Frenos: de disco.
Dimensiones: batalla, 266 cm; vías, anterior, 178 cm, y posterior, 165 cm.
Velocidad máxima: según el circuito, 317 km/h.

Carro Ferrari precio

El Ferrari 126 C2 fue un coche más ligero y menos aparatoso que los turbos Ferrari de 1981. El auto de la imagen es el de Didier Pironi en Brandts Hatch.