Ferrari 312T

Carro Ferrari precio
El 312T se puede considerar como el primero de una generación de monoplazas Ferrari.

Antes de este modelo el 312 B2 participó en competición en 1974 ganando para la marca el primer campeonato del mundo de constructores después del éxito de 1964. La T indica la posición transversal del cambio.

La disposición transversal del cambio, ya intentada antes de entonces, contribuía a favorecer una mejor distribución de pesos alrededor del asiento del piloto.

Ya en 1974 la silueta de los monoplazas Ferrari había cambiado sustancialmente al asumir una imponente forma vertical debido a la voluminosa toma dinámica de aire situada a espaldas del piloto, la estructura básica del coche era un monocasco de acero.

El motor bóxer desarrollaba una potencia de 500 CV en 1975, 35 CV más que los disponibles en el motor Cosworth que equipaba a la mayoría de la competencia.

En 1975 el Ferrari 312T obtuvo unos resultados muy satisfactorios. Lauda ganó cinco carreras, la primera en el gran Premio de Monaco y sucesivamente Bélgica, Suecia, Francia y Estados Unidos, conquistando así su primer título mundial. También Clay Regazzoni se aseguró una victoria con el 312T.

Ficha técnica

Motor: 12 cilindros bóxer; 80 x 49,6 mm; 2.992 cm3; doble árbol de levas en cabeza; potencia máxima, 500 CV a 12.200 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 5 velocidades.
Suspensiones: independientes; anteriores, dobles trapecios deformables y muelles helicoidales; posteriores, trapecios inferiores, barras transversales y muelles helicoidales.
Frenos: de disco.
Dimensiones: batalla, 251 cm; vías, anterior, 151 cm, y posterior, 152 cm.
Velocidad máxima: 305 km/h.

Tipos de Ferrari

El 312T presentaba unas líneas elegantes y una toma de aire muy pronunciada a la espalda del piloto. Este coche estuvo pilotado por Clay Regazzoni en el Gran Premio de España.