Ferrari 328

carros de colección
El desarrollo final de la serie 308 se produjo en 1985 con el Ferrari 328.

El coche, como siempre con una carrocería Pininfarina, mantenía la línea del modelo precedente, tenía un aspecto soberbio y una geometría de suspensiones perfecta. El 328 fue producido en versión cupé de techo fijo (328 GTB) y spider (328 GTS).

Aunque las diferencias exteriores fueran muy pocas, el nuevo motor presentaba innovaciones de relieve como la inyección electrónica y las culatas de cuatro válvulas por cilindro.

Capaz de 270 caballos a 7.000 rpm en la versión destinada al mercado americano, este coche podía alcanzar los 100 km/h en sólo 5,6 segundos y recorrer 400 metros en 14.2 segundos con una velocidad final cercana a los 160 km/h.

A pesar de su precio, el Ferrari 328 GTS encontró una acogida muy buena y la producción superó las 100 unidades mensuales, en su mayoría versión spider.

Esta se caracterizaba por el techo rígido pero abrible, inspirado en el del Porsche Targa: precisamente por este elemento, el coche tenía cierta falta de rigidez estructural, un defecto evidente aunque sólo detectable viajando por carreteras de mala calidad.

Ficha técnica

Motor: 8 cilindros en V a 90″; 83 x 73,6 mm, 3.185 cm3; 2 árboles de levas en cabeza; potencia máxima, 270 CV a 7.000 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio de 5 marchas.
Suspensiones: todas independientes con dobles cuadriláteros deformables, muelles helicoidales y amortiguadores telescópicos.
Frenos: de disco.
Dimensiones: batalla, 235 cm; vias, anterior, 148,5 cm, y posterior, 146,8cm.
Velocidad máxima: 257 km/h.

Carros Ferrari

Una imagen del Ferrari 328 GTS que resalta la bella línea de Pininfarina con la nueva parrilla y las luces de posición insertadas en el frontal inferior.