Ferrari 500 F2 y 625 F1

Carros Ferrari

El argentino Froilán González en el Gran Premio de Suiza al mando de su Ferrari 625.

En la historia de Ferrari, el 500 ocupa un lugar preeminente y no sólo por sus victorias. El coche fue proyectado en un solo día por Aurelio Lampredi, que entonces tenía la responsabilidad del departamento técnico, y utilizaba el motor de 4 cilindros, hecho desacostumbrado en Ferrari, del modelo 815.

En realidad el 500 nació como Fórmula 2 y habría tenido que participar sólo en las carreras de esta categoría, pero, debido a la crisis de la máxima fórmula, la FIA aceptó en el campeonato del mundo de pilotos a los coches de la fórmula menor.

Todas las carreras valederas para el título mundial de 1952 fueron ganadas por un Ferrari 500, seis por Alberto Ascari y una por Piero Taruffi.

La característica principal del Ferrari 500 fue su extraordinaria fiabilidad, debida sobre todo a la sencillez del proyecto.

El 500 se mostró muy válido también en 1953, consintiendo a Alberto Ascari la consecución de su segundo título mundial.

En la estela del éxito conseguido con el 500, el 625, el Fl siguiente, también llevaba un motor de 4 cilindros en línea. La potencia inicial de 230 CV aumentó progresivamente durante la temporada hasta 245 CV.

Pese a tener que luchar con los competitivos Mercedes W 196, el 625 ganó carreras con Froilan González, Mike Hawthorn y Maurice Trintignant.

Ficha técnica

Motor (F2): 4 cilindros en línea; 90 x 78 mm; 1.985 cm3; doble árbol de levas en cabeza; potencia máxima, 185 CV a 7.500 rpm (F2 1954: 260 CV 7.200 rpm).
Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 4 velocidades.
Suspensiones: anteriores independientes, brazos McPherson; posteriores, puente De Dion y barras de torsión.
Frenos: de tambor.
Peso: F1, 600 kg; F2, 560 kg.
Velocidad máxima: F1, 250 km/h; F2, 240 km/h.

Imagenes de carros deportivos Ferrari

Ferrari 500 F2 de 1952.