Fiat 508 Balilla

autos de colección

Utilitario es el término realmente más apropiado para el Balilla; el coche más amado por los italianos en los años treinta y cuarenta no era el coche para todos, pero se acercaba de todos modos a un segmento de ingresos de tipo medio, desde el momento que presentaba características inéditas y adecuadas a las nuevas exigencias de practicidad y economía.

El nuevo FIAT se presentó el 12 de abril de 1932 y causó sensación, no solamente por el precio ajustado, sino también por sus brillantes prestaciones.

El Balilla de 1932 presentaba una línea cuadrada y elegante que se inspiraba en los coches americanos de la época y adoptaba los mismos sistemas de producción para las grandes series.

Presentaba un chasis simple con traviesas en X y montaba un motor de un litro que desarrollaba entre 24 y 28 CV.

Se produjo en diferentes versiones (al principio con el cambio de tres velocidades): berlina de dos y cuatro puertas (también en versión de lujo) y spider.

El 508 se construyó bajo licencia en Checoslovaquia, Francia, Alemania y Polonia.

Era ligero y económico, las prestaciones excelentes, con un buen reprise y una velocidad punta de 85 km/h.

De la primera serie se produjeron 41.395 ejemplares, mientras que en la segunda (4 velocidades) se llegó hasta los 71.700 en el período 1934-36.

Ficha técnica

Motor: 4 cilindros en línea; 65 x 57 mm; 995 cm3; válvulas laterales; potencia máxima, 24 CV a 3.400 rpm.

Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 3 velocidades.

Suspensiones: semiindependientes; eje rígido con ballestas semielíptícas anteriores y posteriores con amortiguadores telescópicos.

Frenos: de tambor.

Dimensiones: batalla, 225 cm; vías, anterior y posterior, 118 cm.

Velocidad máxima: 85 km/h.

automóviles clásicos

La versión berlina del Fiat 508 Balilla fue la más difundida, pero en catálogo existían también una versión torpedo (abierta) de cuatro puertas y el spider.