Fiat 510

fotos de autos clásicos
El 510 fue el primer Fiat con motor de seis cilindros de la posguerra.

Estaba directamente emparentado con los modelos 501 y 505 y sus tres litros lo colocaban en una clase superior a la de sus competidores, todos con un motor de cuatro cilindros más pequeño.

Los tipos 505 y 510 tenían unos motores parecidos, con cilindros de 73 x 130 mm.

Las diferencias estaban en el chasis: el del 510 era ligeramente más largo, lo que le permitía aceptar carrocerías más lujosas y de gran habitabilidad. El 510 se construyó en cuatro tipos diferentes de carrocería: berlina, torpedo, cupé de ciudad y landó-torpedo.

El 510, al igual que el 505, adoptó el radiador de aristas a partir de la segunda serie.

Se realizó también la versión 510 B con frenos delanteros de tambor (naturalmente con mando mecánico).

Un año después de la presentación del 510, se presentó el 510 S, un torpedo de aspecto deportivo con un radiador y parabrisas distintos y sin estribera.

Su motor tenía la misma cilindrada pero desarrollaba una mayor potencia (53 CV en lugar de 46) que permitía unas mejores prestaciones.

Desde 1919 a 1925 se construyeron 13.577 Fiat 510, de los cuales 414 del modelo 510S.

Ficha técnica

Motor: 6 cilindros en línea; 75 x 130 mm; 3.446 cm3; válvulas laterales; potencia máxima, 46 CV a 2.400 rpm (510S: 53 CV a 2.500 rpm).
Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 4 velocidades.
Suspensiones: no independientes; eje rígido y ballestas semielípticas anteriores y posteriores.
Frenos: de tambor.
Dimensiones: batalla, 340 cm (510S: 310 cm); vías, anterior y posterior, 141 cm.
Velocidad máxima: 85 km/h; 510 S, 96 km/h.

ver carros antiguos

El Fiat 510 de chasis largo carrozado.