Fiat 8V

carros clásicos precios
Del proyecto de Dante Giacosa de una berlina de lujo que nunca llegó a realizarse, la Fiat sacó un coche compacto con un motor de ocho cilindros capaz de competir con los más condecorados coches deportivos de los años cincuenta.

Las prestaciones no bastaron para romper con la desconfianza del público respecto a un gran turismo que tenía el problema de llevar una marca demasiado «popular».

El motor de 8 cilindros en V, pensado inicialmente para la berlina 106, no tenía nada que ver con los propulsores precedentes de Fiat.

La estructura principal de la berlina, a la que se llamó simplemente 8V, eran dos tubos longitudinales y unas barras transversales a las que se injertaban las suspensiones anteriores del Fiat 1100, utilizadas también en el tren posterior para obtener cuatro ruedas independientes.

Otra característica del 8V era su carrocería de estructura doble: la interior, con función estructural, y la exterior, con función de auténtica piel.

A pesar de sus virtudes, el coche no consiguió éxito comercial; sin embargo, desde el punto de vista deportivo, tuvo una carrera larga y gloriosa.

Además, con el chasis de este 8V trabajaron bastantes diseñadores italianos, concretamente Bertone. Fariña, Vignale y Zagato realizando cupés y spiders de gran elegancia. Del V8 se construyeron 114 ejemplares.

Ficha técnica

Motor: 8 cilindros en V a 70°; 72 x 61,3 mm; 1.996 cm3; árbol de levas en cabeza; potencia máxima, 105 o 115 CV a 6.000 rpm.
Transmisión: tracción trasera; cambio manual de 4 velocidades.
Suspensiones: anteriores y posteriores, independientes con cuadriláteros deformables, muelles helicoidales, amortiguadores telescópicos.
Frenos: de tambor.
Dimensiones: batalla, 240 cm; vías, anterior y posterior, 129 cm. Velocidad máxima: 180-200 km/h.

automóviles clásicos

Un Fiat 8V de la segunda serie, producido en cantidad limitada en 1954, identificable por los faros dobles.