fotos de autos clasicos

La gran novedad de Ford en 1955 fue el bonito Thunderbird, pero tampoco eran menos seductores los otros modelos de ese año de la gran marca americana, gracias a su línea estilizada, las pequeñas aletas traseras, la baja calandra delantera a todo lo ancho y los faros con una pestaña que los cubría parcialmente.

La gama más cara era la de los modelos Fairlane, que llevaban el nombre de la residencia de la familia Ford en Dearborne.

Los Fairlane se distinguían de los modelos más baratos por una ancha banda cromada que cruzaba todo el lateral de la carrocería, partiendo desde los faros hasta la cola.

Esta decoración le confería a la línea un aspecto más dinámico, en lugar de más pesado.

Los Fairlane montaban normalmente el seis cilindros de 120 CV, pero el cliente podía también escoger el V8 que desarrollaba entre 162 y 182 CV.

El público que iba al concesionario para admirar el nuevo Thunderbird o el original y económico Twin Victoria podía también probar la clásica berlina familiar Fairlane de dos o cuatro puertas.

Este último conservaba el nombre tradicional “Fordor” (Four Door), ideado por Henry Ford, pero era más conocido como Town Sedan.

Su precio de venta superaba por poco los 2.000 dólares, mientras que el Thunderbird se acercaba a los 3.000.

Ficha técnica

Motor: 8 cilindros en V; 91 x 83 mm; 4.460 cm3; válvulas en cabeza; potencia máxima, 182 CV a 4.400 rpm.

Transmisión: tracción trasera, cambio manual o automático de 3 velocidades. Suspensiones: anteriores independientes; muelles helicoidales; posteriores, eje rígido, ballestas semielípticas.

Frenos: de tambor.

Dimensiones: batalla, 293 cm; vías, anterior y posterior, 147cm.

Velocidad máxima: 150 km/h.

coches americanos
La berlina cuatro puertas Town Sedan fue, durante 1955, el modelo más vendido de la gama Fairlane: costaba 2.060 dólares sin extras.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *