Ford Galaxie Sunliner

Imagenes de carros deportivos Ford

La gama Galaxie apareció en 1959, cuando los Ford no sólo habían sufrido un profundo cambio de estilo sino también de nombre.

El Fairlane 500, que era el modelo más prestigioso, pasó al segundo lugar, seguido por el Fairlane como modelo intermedio.

El Galaxie, nombre que se tomó prestado de los populares cómics de ciencia ficción de la época, no difería sustancialmente del Fairlane con la línea de pabellón derivada del Thunderbird, que era aún el modelo Ford más caro, mientras que el Galaxie se presentó como el modelo de punta de la serie de coches familiares.

En 1961 la carrocería del Galaxie se volvió a modificar, sobre todo la parrilla delantera de forma cóncava identificaba a los nuevos modelos.

La mayor parte de los Galaxie tenían unos nombres que describían el tipo de carrocería, en lo alto de la gama se encontraban el Starliner y el Sunliner, respectivamente un hardtop y un convertible.

El Sunliner tenía seis cómodas plazas con una elección de motorización de 6 u 8 cilindros, este último con una potencia de 300 CV.

Entre las opciones se encontraban el servofreno, la regulación eléctrica de los asientos, el acondicionador y la pintura especial.

Los cinturones de seguridad de las plazas traseras costaban entonces 21 dólares, pero pocos clientes los pedían. De la gama Galaxie de 1961 se construyeron 349.655 ejemplares.

Ficha técnica

Motor: 8 cilindros en V; 95,24 x 83,82 mm; 4.785 cm3; válvulas en cabeza; potencia máxima, 175 CV a 4.200 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio manual o automático de 3 velocidades.
Suspensiones: anteriores independientes; muelles helicoidales y trapecios deformables; posteriores; eje rígido y ballestas semielípricas.
Frenos: de tambor.
Dimensiones: batalla, 302 cm; vías, anterior y posterior, 155 cm.
Velocidad máxima: 170 km/h.

Carro Ford precio

El cabriolet Galaxie Sunliner fue uno de los convertibles americanos más lujosos, pero a la vez más populares, de los años sesenta.