Ford Mirage M12

El M12 de Mario Andretti durante los entrenamientos en Le Mans.

La historia de los Mirage es bastante compleja debido a que estos coches no han parado de ser rebautizados, rediseñados y de cambiar de motores.

Nacidos gracias a John Wyer en 1975, se vendieron en 1976 al millonario americano Harley Cluxton III que los utilizó hasta 1979, año en que pasaron a llamarse Ford M10.

En cinco años, un coche de carreras muy competitivo se convierte en un bólido obsoleto y, para tener alguna posibilidad de éxito, hay que volverlo a proyectar: éste es el caso del MI2. diseñado por Mark Horsmann, ex ayudante de John Wyer, convertido en director técnico.

El chasis con efecto suelo fue construido en Inglaterra por Tiga y experimentado en la galería del viento de alta velocidad de la industria de aviones Lockheed en Atlanta. El motor era la última versión del famoso Ford Cosworth.

Para mejorar sus posibilidades de éxito, y también para obtener un mayor resultado publicitario en las 24 Horas de Le Mans de 1982, Cluxton había recurrido a dos pilotos muy famosos: Mario Andretti y su hijo Michael, que se clasificaron novenos en entrenamientos.

Por desgracia, en la parrilla de salida, los comisarios descubrieron que los radiadores de aceite estaban montados detrás de la caja de cambios, hecho prohibido por el reglamento, y el M12 no pudo participar en la carrera.

FICHA TÉCNICA

Motor: 8 cilindros en V de 90°; 90 x 77,7 mm; 3.995 cm3; doble árbol de levas en cabeza; potencia máxima, 540 CV a 9.250 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 5 velocidades.
Suspensiones: independientes.
Frenos: de disco.
Peso: 809 kg.
Velocidad máxima: 325 km/h.

coches ford motors