carros clásicos precios

A mediados de los años sesenta hizo su aparición en las carreteras americanas un nuevo vehículo deportivo que llevaba el símbolo y el nombre del caballo más rápido de las praderas: Mustang.

Nacido para satisfacer los deseos de libertad y de movimiento de las nuevas generaciones americanas, era fruto de una genial intuición de Lee Iacocca, el entonces director de Ford.

El coche, sin embargo, tenía muy poco de revolucionario: recogía muchas de las experiencias maduradas con los modelos Falcon y Fairlane.

Su aparición se produjo, a bombo y platillo, en la New York World’s Fair, el 17 de abril de 1964.

Desde el principio pudieron escogerse cuatro motorizaciones distintas, desde el 6 cilindros de 2,81 al V8 de 4,2 o 4,71, y dos modelos básicos, de techo duro y flexible.

A todas estas posibilidades se añadieron los opcionales técnicos como la dirección asistida, el diferencial autobloqueante, los frenos de disco y muchos otros accesorios.

Teniendo en cuenta los estándares americanos, el Mustang se vendía a un precio muy razonable, dado su nivel de acabados.

En los primeros dos años se fabricaron y vendieron un total de 1.300.000 ejemplares, un éxito sin precedentes para un coche de ese tipo.

Los primeros Mustang fueron los más apreciados: en efecto, su línea, con el paso de los años, acabó siendo más pesada.

Ficha técnica

Motor: 6 cilindros en V; 88,9 x 74,7 mm; 2.781 cm3; válvulas en cabeza; potencia máxima, 101 CV a 4.400 rpm (120 CV desde 1965); o V8, 101,6×73 mm; 4.727 cm3; potencia, 271 CV a 6.000 rpm.

Transmisión: tracción trasera, cambio automático de 3 velocidades o manual de 3-4.

Suspensiones: anteriores, independientes, trapecios deformables, muelles helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora; posteriores, puente rígido, ballestas semielipticas y amortiguadores telescópicos.

Frenos: inicialmente de tambor, más tarde de disco delante.

Dimensiones: batalla, 259 cm; vias, anterior y posterior, 142 cm.

Velocidad máxima: (V8 de 4,7 litros) 193 km/h.

fotos de autos clasicos
Veloz, brillante, relativamente barato y de linea agradable, éstas eran las características del Mustang de 1964.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *