automoviles ford

Ford presento en 1957 los vehiculos mas grandes y mas cromados de su historia, con batallas mas largas y motores mas potentes, subdivididos en cinco series.

En la mas lujosa, la Fairlane 500, el debut fue para el Skyliner, que no fue una reedicion del modelo 1954 con el techo de plastico, sino el primer cupe con el techo retraible de metal producido en serie del mundo.

La gama Fairlane/Galaxy estaba formada por una serie de vehiculos grandes, con batalla de 3 metros: respecto al resto de la gama, el Skyliner tenia varios guardabarros posteriores y un maletero mas alto para alojar el techo mas corto y cuadrado que el de los cupes tradicionales, pero igualmente voluminoso.

El confort de los pasajeros recibio un tratamiento especial. Desde el punto de vista mecanico, todos estos coches estaban equipados con el clasico 8 cilindros en V de 4,8l.

El Skyliner fue presentado ligeramente con retraso respecto al resto de la gama y aparecio rapidamente diferente de los demas modelos: muchas fueron las modificaciones del chasis para dar espacio a los mecanismos de control del techo, un sistema formado por 19m de cables eléctricos, 10 reles, solenoides, interruptores, etc.

Era muy complicado, pero fiable. Apretando un boton colocado en el arbol del volante, con el contacto dado y, a ser posible, con el motor en marcha, se activaban dos interruptores que daban paso al levantamiento de la puerta del maletero y, una vez abierto, el techo, lentamente, se levantaba y se recogia en el interior de aquel.

Ficha técnica

Motor: 8 cilindros en V; 95,25 x 83,8 mm, 4.785 cm3; valvulas en cabeza; potencia maxima 200 CV a 4.400 rpm.
Transmision: traccion trasera, cambio manual o automatico de 3 velocidades.
Suspensiones: anteriores, independientes, trapecios deformables, muelles helicoidales; posteriores, puente rigido, ballestas semielipticas y amortiguadores.
Frenos: de tambor.
Dimensiones: batalla, 300 cm; vias, anterior y posterior 152 cm.
Velocidad maxima: 160km/h.

imágenes de autos ford
Un Galaxie Skyliner de 1959 que evidencia su característica capota rígida. Era una maravilla de la técnica, aunque demasiado complicado y caro.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *