Ford Thunderbird

Carros Ford

A finales de 1963 se presentó la cuarta generación de la famosa serie Thunderbird.

Se caracterizaba por una línea más limpia que la de los modelos producidos antes de 1961, pero conservando las características generales que diferenciaban a esta serie.

Se comercializaba, dentro de la gama más alta de Ford, en dos versiones: cupé hardtop y cabriolet; este último presentaba en opción un kit de carrocería llamado «sport roadster».

El Thunderbird de 1964 ocupó un magnífico lugar dentro del sector de los Personal Luxury Cars, los coches personales de lujo, una categoría que incluía también al cupé Buick Riviera y al Studebaker Avanti.

En la versión estándar, el Thunderbird montaba el clásico V8 de 6.4 litros que desarrollaba 300 caballos, en opción se proponía el propulsor Thunderbird Special, un V8 de 330 caballos.

Los Thunderbird llegaron a ser 92.000 ejemplares en 1964 y se volvieron a presentar iguales el año siguiente, exceptuando los frenos de disco delanteros, pero las ventas bajaron a 75.000 unidades.

En 1966 el Thunderbird sufrió un rediseño parcial, sobre todo en el frontal y en las luces traseras, que ocupaban todo el ancho del coche.

Ficha técnica

Motor: 8 cilindros en V; 93 x 103 mm; 6.400 cm3; válvulas en cabeza; potencia máxima, 300 CV a 4.600 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio automático de 3 velocidades.
Suspensiones: anteriores, independientes, muelles helicoidales; posteriores; puente rígido y ballestas semielípticas.
Frenos: delante, de disco; detrás, de tambor.
Dimensiones: batalla, 287 cm, longitud 521 cm, anchura 196 cm, peso 2.000 kg.
Velocidad máxima: 195 km/h.

Imagenes de carros deportivos Ford

El Thunderbird 1964 subraya el concepto
original del modelo dentro de la gama alta del catálogo Ford.