carros clásicos antiguos en venta
Jaguar C type

Las brillantes prestaciones del XK120 en Le Mans en 1950 sugirieron a la firma británica el desarrollo de una versión de competición a la que se denominó C-Type, destinada básicamente a correr en las 24 Horas. El nuevo Jaguar ganó en 1951 y 1953; pasó a ser producido en serie a partir de la primera victoria.

El C era un derivado del XK120. pero bajo la carrocería de gran penetración diseñada por Malcolm Sayer había un chasis muy ligero de tubos de varios diámetros

Del modelo precedente se conservaron las suspensiones delanteras, la transmisión y el puente trasero; las suspensiones fueron modificadas. D motor no fue objeto de demasiadas rectificaciones.

A partir de 1953 el chasis y la carrocería se hicieron aún más ligeros, las suspensiones traseras fueron modificadas nuevamente y se le colocaron frenos de disco, cuya utilización en las Mil Millas de 1952 contribuyó a su brillante clasificación en Le Mans (1°, 2° y 4º puestos).

El Jaguar C se mantuvo en gran secreto hasta su espectacular debut en Le Mans de 1951. donde consiguió el primer puesto absoluto y también la vuelta más rápida. El segundo triunfo lo obtuvo en 1953; ese año, incluso los coches comprados por participantes privados consiguieron grandes y notables éxitos. Hoy sólo quedan 54 modelos C-Type originales en todo el mundo.

Ficha técnica

Motor: 6 cilindros en linea, 83 x 106 mm, 3.443 cm3; doble árbol de levas, válvulas en cabeza; potencia máxima, 220 CV a 5 800 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio de 4 marchas.
Suspensiones: anterior, independiente con cuadriláteros deformables, barra de torsión y amortiguadores; posterior, eje rígido, barra de torsión transversal y amortiguadores hidráulicos telescópicos.
Frenos: de tambor (de disco desde 1953).
Dimensiones: batalla, 244 cm; vías, anterior y posterior, 129 cm.
Velocidad máxima: aproximadamente 240 km/h.

precio de carros clásicos
El Jaguar C causó sensación en 1951 cuando el automovilismo deportivo estaba aún muy vinculado a los nombres de Talbot, Allard, etc.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *