ver carros antiguos
Messerschmitt Tiger 500

Después de una brillante actividad de diseño y de construcción de aviones, la famosa marca aeronáutica alemana tuvo que reconvertirse, después de la guerra, a la producción de pequeños utilitarios.

Fue Fritz Frend, ingeniero especializado en el diseño de los trenes de aterrizaje de los aviones, que propuso un estudio para un microcoche de tres ruedas.

El primer coche Messerschmitt hizo su aparición en 1953. La carrocería era muy original al recordar de alguna manera la cabina de pilotaje de un caza.

Presentaba una forma alargada y el habitáculo estaba cerrado íntegramente por cristales y un techo retráctil.

Igual que un avión, presentaba las dos plazas en tándem y un pequeño volante semicircular. Alcanzó cierto éxito de ventas en los cincuenta.

Posteriormente se presentó una nueva versión de cuatro ruedas, llamada Tiger 500. Estaba dotada con un motor de 490 cm3 que podía empujar el vehículo a 130 km/h y podía acelerar de O a 90 km/h en 14 segundos.

Este nuevo microcoche estaba dotado con frenos hidráulicos a las cuatro ruedas, un depósito de combustible de 30 litros y gastaba entre 5 y 8 litros a los 100 km. Estaba disponible con capota o techo rígido.

Ficha técnica

Motor: bicilindrico Sachs; 490 cm3; potencia máxima, 19 CV a 5.000 rpm.
Transmisión: tracción trasera, cambio manual de 4 velocidades.
Frenos: de tambor.
Peso: 350 kg.
Velocidad máxima: 130km/h.

carro clásicos
El Messerschmitt Tiger 500 ofrecía unas prestaciones muy brillantes. Se produjeron 260 ejemplares entre 1958 y 1962. época en la que estos vehículos estaban de moda.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *