fotos de autos clásicos
Sunbeam Alpine

Este pequeño roadster no debe su nombre al marketing sino al éxito que obtuvo la berlina Sunbeam-Talbot 90 en el rally de los Alpes de 1952. Sin embargo, los 3.000 Alpines construidos llevaron inscrita sólo la marca Sunbeam porque la asociación con Talbot se rompió.

Desde el punto de vista deportivo, el Alpine tenía algunos defectos: que era demasiado pesado y su dirección imprecisa. Sin embargo, como coche de carretera, sobre todo para el mercado americano, estos defectos se convirtieron en insignificantes.

Si bien su línea general era la del Sunbeam-Talbot 90, se trataba de un estricto biplaza. El chasis, recuperado de la berlina, fue reforzado y al motor se le mejoró la relación de compresión. Podía alcanzar con facilidad los 160 km/h; otra versión consiguió llegar a los 193 km/h pilotada por Sheila Van Dumm, con ocasión de una prueba publicitaria.

A pesar de ser un gran turismo muy confortable, el Alpine obtuvo éxitos deportivos en los principales rallies; en el Rally de los Alpes de 1954 ganó una Copa de Oro pilotado por Stirling Moss.

Ficha técnica

Motor: 4 cilindros, 81 x 110 mm; 2.267 cm3; distribución de balancines; potencia máxima 80 CV a 4.400 rpm.
Transmisión: tracción trasera; cambio manual de 4 velocidades (automático opcional).
Suspensiones: anterior independiente, muelles helicoidales y amortiguadores; posterior puente rígido, ballestas semielípticas y amortiguadores.
Frenos: de tambor.
Dimensiones: batalla, 245 cm; vías, anterior y posterior, 127 cm; peso 1.300 kg.
Velocidad máxima: 160 km/h.

carros deportivos clásicos
El primer Sunbeam Alpine tenía una línea limpia, buenas prestaciones y alguna que otra veleidad deportiva. Ganó la Copa de los Alpes en 1954.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *