Peugeot 402 Andeau

carro clásicos

Los coches con una aerodinámica muy exagerada estaban de moda en Europa durante los años treinta y aparecían coches de formas extrañas y futuristas; un ejemplo de esta tendencia fue el americano Chrysler Airflow de 1934, el Peugeot 402 había suscitado una gran sorpresa en el Salón de París de 1935 por su línea completamente nueva, pero aún era más futurista la versión del especialista Andreau.

El ingeniero Andreau había desarrollado sus conceptos aerodinámicos en los modelos 202 y 203 y encontró que el modelo 402 era aún más adecuado para sus estudios.

Las modificaciones más importantes respecto a la berlina estándar se notaban en el morro y, sobre todo, en la parte trasera del coche, que terminaba en una consistente cola destinada a favorecer la penetración aerodinámica, las ventanillas laterales estaban completamente modificadas, mientras que el parabrisas plano original había sido sustituido por otro de tipo envolvente.

En general, en las líneas de Andreau faltaba la gracia que había caracterizado a sus estudios anteriores.

Originalmente se había garantizado un coeficiente de penetración de 0.28, pero cuando éste fue vuelto a calcular en 1986 se le atribuyó un valor más real de 0,35.

El coche no fue producido nunca.

Ficha técnica

Motor: 4 cilindros en línea; 83 x 92 mm; 1.991 cm3; válvulas en cabeza; potencia máxima, 55 CV a 4.000 rpm.

Transmisión: tracción trasera, cambio electromagnético Cotal de 4 velocidades.

Suspensiones: anteriores, independientes, barras longitudinales y ballestas transversales; posteriores, eje rígido y ballestas en voladizo.

Frenos: de tambor.

Dimensiones: batalla, 315 cm; vías, anterior, 135 cm, y posterior, 138 cm.

Velocidad máxima: 130 km/h.

autos clásicos deportivos

El Peugeot 402 de Andreau introducía una línea aerodinámica futurista y un buen coeficiente de penetración.